Qué hacer cuando echas de menos a alguien

Echar de menos a alguien duele

Echar de menos a alguien o algo es uno de los sentimientos más dolorosos y temidos sobre la faz de la tierra. Si a eso le sumamos que lo que echas de menos es a una persona… apaga y vámonos. Existen un montón de formas distintas de echar de menos, cada una con su manera particular de expresarse, cada una con su motivo, pero todas generan dolor.

Puede ser que echemos de menos una amistad que hace tiempo que no vemos, un amor lejano, un familiar que se ha ido a vivir fuera, una expareja, una mascota que nos dejó… Pero de cualquier manera cuando añoramos a alguien, notamos una pérdida. Es algo así como un vacío interior, como si nos faltase una parte incluso de nosotros mismos. Estamos viviendo un duelo muy difícil de superar.

echar de menos a alguien

El amor se vuelve incondicional

El amor se vuelve incondicional. Cuando echamos de menos a alguien, tendemos a idealizar a esa persona. Todo era mejor cuando él/ella vivía aquí. Yo era más feliz, mi entorno estaba más alegre, teníamos unas cosas que ahora no tenemos, y así un largo etcétera. Te culpas por todo lo que hiciste mal cuando vivíais cerca, todo lo que se quedó por hacer y decir, con el tiempo le das la razón a esa persona para con todas sus disputas. Le damos poderes sobrenaturales a esa persona que está lejos y es que parece que así la podremos ver con más frecuencia.

Cuando añoramos a alguien nos da la sensación de estar dando un paso hacia adelante en el proceso de superación de esa pérdida… pero en realidad nos quedamos estancados. Estamos totalmente atrapados en el pasado y en las dudas. Y si hay algo de lo que podemos estar seguros, es de que así no podemos llegar a ningún sitio. Hay que saber aceptar la situación, y conseguir ver las cosas con perspectiva.

Hoy traemos algunos consejos que te ayudarán a superar la añoranza en los momentos más amargos;

Mira hacia adelante

echar de menos a alguien

Alegre, segur@, y con energía. Hay un montón de días y años aún por vivir. Hay un montón de experiencias esperándote fuera de casa. Tienes un montón de planes divertidos aún por descubrir, y gente apasionante por conocer. Estoy segura de que si esa persona que tanto echas de menos te viese así, tal y como estás ahora mismo, se enfadaría contigo. Esa persona no te desea el dolor, ni la añoranza. Nadie desea que estés en este estado de tristeza… Sino que desea que mires hacia adelante y sigas con tu vida a tope. ¿A qué esperas para lanzarte a ello? Además, los momentos que coincidáis juntos los exprimiréis más que nunca, porque ahora ya sabéis que antes o después toca separarse.

Aprende a valorar lo que tienes

Vive el momento. El aquí y el ahora. Aunque no estés en el mejor momento de tu vida, estoy segura de que tienes un montón de cosas a tu alrededor que no valoras. Y con cosas no me refiero a objetos materiales… sino a esa compañera de trabajo que te sonríe en tus peores momentos, el familiar que te coge el teléfono sea la hora que sea, la amiga que te acompaña a coger el autobús para que no esperes sola. Esos son los momentos buenos que te acompañan en esta etapa de tu vida, y son los elementos verdaderamente importantes ahora mismo en tu vida. Valóralos, respíralos, disfrútalos… son únicos.

Ríete

echar de menos a alguien

Ríete de ti mism@, de tu pasado, y de tu futuro. Ríete de las decisiones tontas que has tomado en tu vida. Ríete de todo lo malo que deseaste, y lo negativos que pudieron ser tus pensamientos. De las situaciones vergonzosas que has vivido. De los que se ríen de ti. De las cosas banales de la vida. Ríete de tu mala suerte. Y de la buena, de la buena también ríete. Ríete a carcajadas. Porque si aprendes a reírte por todo lo alto, podrás disfrutar de los días aún más a gusto.

Haz memoria y… pide perdón

¿Hay algo que no te deja tranquilo? ¿Un rencilla o una discusión que no te deja recordar los buenos momentos vividos con alegría? Quizás ha llegado el momento de pedir perdón. Si formas parte de ese grupo de personas que aún no ha aprendido a pedir disculpas, o que cada vez que pronuncia la palabra perdón les sale una úlcera… ¡Tienes mucho trabajo por delante! Antes de arrepentirte por echar de menos a alguien con tristeza, pon remedio. Si crees que hay algo que has hecho mal, pide perdón. No importan las excusas que tengas, ni lo que la otra persona te haya dicho o hecho. Tienes que ser capaz de saber pedir perdón. Y cuando sepas pedir perdón de verdad, desde el corazón, estarás preparado para perdonar. Mientras no puedas perdonar, no podrás estar en paz contigo mismo y tus recuerdos.

Pasa a la acción

echar de menos a alguien

Llama por teléfono, manda una fotografía, escribe un WhatsApp, cógete un avión y plántate en su casa. Pasa a la acción con esa persona. Si no pones en práctica todo lo que está en tu mano para ver a esa persona… no tienes derecho a echarla de menos. Puedes echar de menos a alguien con quien no tienes oportunidad ninguna de contactar. Y en ese caso, siempre tendrás a esa persona en tu corazón, el mejor de los lugares.

 

Está claro que en tu cabeza y en tu corazón hay una ausencia, si no no habrías llegado hasta aquí leyéndonos. Y está claro que necesitas un cambio en tu vida… Así que, ¿a qué esperas?

 

Si te gustan nuestros posts, y quieres estar a la última de todo lo que publicamos… ¡Suscríbete a nuestra Newsletter más abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *