Los nuevos comienzos

Nuevos comienzos, nuevos sueños

Septiembre acaba de empezar y con él un nuevo curso escolar. No sé si será por la cantidad de años estudiando (colegio, instituto y universidad), pero yo en septiembre tengo mayor sensación de comenzar un nuevo año que en enero. Los últimos días de agosto tengo el mismo cosquilleo que tenía cuando estudiaba, esa emoción por empezar de nuevo, por aprender nuevas cosas. Debe ser por eso que, cuando me planteo nuevos proyectos, siempre me imagino empezándolos en septiembre, aunque mi época de estudio ya hace tiempo que quedó atrás. Imagino que el calor de agosto (quien tiene la suerte de tener verano… ¡que no es la mía!) y las actividades más veraniegas, ayudan a descansar y recargar pilas para el nuevo curso.

nuevos comienzos

Me encanta la ilusión antes de empezar un proyecto. Ya sea hacer un curso, un nuevo trabajo o incluso un nuevo hobby. Los comienzos son siempre apasionantes, aún no te has dado cuenta de la parte negativa del proyecto (que todos tienen algo no tan bueno, como tener que estudiar cuando estás muy cansado) y disfrutas de todo lo bueno. Estás cargado de energía y te comes el mundo. En los inicios no existe pereza. Así que siempre estoy ideando cosas nuevas.

“En los inicios no existe la pereza”

 

Y así fue como en septiembre del año pasado comenzamos a idear este blog. ¡No era más que un inicio! Pero no hay nada como empezar para continuar…

Un día tuvimos un comienzo

 

Hace más o menos un año nos sentamos a hablar y observamos que teníamos algunas cosas en común. Somos hermanas, ya sabéis, y no podíamos dejar pasar este tren. Nos gusta escribir, sentíamos que teníamos algunas cosas que contar y, aunque suene un poco vanidoso, pensábamos que con nuestra experiencia podríamos ayudar a alguien que hubiese emigrado o estuviese pensando en hacerlo… Tan sólo un par de meses después habíamos aprendido lo mínimo necesario sobre el tema,y pudimos arrancar. Lo hicimos con una ilusión inmensa, y un largo camino por delante que recorrer. ¡Habíamos creado un blog de la nada, y estábamos dispuestas a perseguir grandes sueños!

comienzos

A día de hoy miramos hacia atrás, y valoramos que la experiencia no puede ser más positiva. Hemos conocido más gente en la misma situación, y nos hemos dado cuenta que, a veces, apoyarse en la experiencia de otros hace las cosas más fáciles. Hemos conocido nuevas culturas, nuevas experiencias, nuevos lugares. Hemos crecido, nos hemos ilusionado, y sobretodo hemos aprendido. Nos hemos dado cuenta que a veces, no hay solución particular a un determinado problema, pero saber que en otro lugar hay gente viviendo situaciones similares, luchando contracorriente para adaptarse a un nuevo lugar, un nuevo idioma y la añoranza de lo que quedó atrás… te hace sentir menos solo, y te da fuerza para buscar la felicidad en el nuevo hogar.

¡Arrancamos la segunda temporada!

 

Nos hemos tomado unas semanas de vacaciones para pensar y ordenar las ideas, pero volvemos con pilas recargadas y un montón de cosas que contar. Seguimos creciendo y mejorando el blog día a día. Por ello en los próximos meses vamos a implementar algunas novedades. ¿Quieres conocerlas? Te dejamos un par de adelantos:

– ¿Te imaginas poder recibir todas las noticias y novedades sobre Vivir Fuera en tu mail cada semana?

– ¿Tienes una historia que contar, o un consejo que te habría gustado saber antes de dar un gran paso? Aquí tienes tu espacio.

¿Te apuntas al plan?

Puedes inscribirte en el formulario del lado derecho de la página (o al final del todo de la página si estás con el móvil).

Nos encanta empezar nuevos proyectos, la sensación de vértigo por la incertidumbre de si irá bien, nos apasiona aprender e innovar y queremos hacer las cosas bien… ¡Vamos a por la segunda ronda!

 

¡Vivir Fuera vuelve de nuevo y nos encantaría que nos acompañaras!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *