Cómo superar con éxito una entrevista en otro idioma

Entrevista de trabajo en un idioma diferente: Trucos para superarla con éxito

Muchas de las personas que emigran lo hacen para mejorar sus expectativas laborales. Para encontrar trabajo lo primero que hay que hacer es elaborar un currículum vitae lo más profesional posible. En esta entrada de aquí te damos algunos consejos para mejorar fácilmente tu currículum. A continuación tienes que llevar a cabo un estudio de las ofertas de trabajo disponibles en tu campo y elegir aquellas que se ajusten más a tu perfil teniendo en cuenta preparación y experiencia.

¿Después de echar currículums a algunas ofertas por fin te han invitado a una entrevista? ¡Enhorabuena! El primer paso ya lo has dado bien. Ahora tienes que prepararte para el segundo paso. Si es tu primera entrevista de trabajo en un idioma diferente, seguramente estarás atacado de los nervios. Es normal. Al estrés que genera cualquier entrevista hay que añadirle la inseguridad de no dominar el idioma. Y surgen los típicos miedos… ¿y si no entiendo al entrevistador? ¿y si no me sale el vocabulario que necesito? ¿será que no me cogerán por culpa del idioma? En esta entrada vamos a escribir unos consejos para superar con éxito una entrevista de trabajo, especialmente en un idioma diferente al tuyo materno.

Controla la respiración

Entrevista de trabajo en un idioma diferente

Ponemos este consejo el primero, porque se le suele dar menos importancia de la que tiene. Cuando uno está más tranquilo puede pensar con mayor claridad. Además, entendemos mejor el mensaje cuando estamos más relajados, tanto en nuestro idioma como en un idioma que no dominamos.

Una respiración pausada mantendrá tus nervios controlados, y te ayudará a controlar mejor la situación. Si notas que empiezas a estar muy nervioso aprovecha un momento de pausa en la conversación (por ejemplo, bebe un poco de agua) para concentrarte en la respiración. Respira hondo un par de veces para pausar el ritmo respiratorio. Notarás que los nervios se reducen un poco.

Toma tiempo para contestar

No hace falta que cuando el entrevistador termine de pronunciar la última sílaba, tú ya estés respondiendo. Tómate 10 segundos para estructurar la respuesta en tu cabeza y luego contesta. Durante tu respuesta puedes ayudarte de conectores para crear pausas. Estas pausas te permiten buscar las palabras adecuadas. Por ejemplo, si dices “además”, o “por otro lado”, tu interlocutor sabe que quieres continuar hablando y puede esperar 5 o 10 segundos mientras tú encuentras las palabras exactas que quieres decir. Además, las personas que hablan pausado transmiten serenidad y confianza en sí mismas, cualidades muy valoradas.

Céntrate en las palabras claves

Entrevista de trabajo en un idioma diferente

Si no dominas el idioma de la entrevista concéntrate en las palabras claves de la pregunta para entender lo que el entrevistador quiere saber. Muchas veces no es necesario entender cada palabra para saber lo que el interlocutor quiere de nosotros. Y a veces la obsesión por entender cada palabra no nos deja saber el significado de la pregunta, cuando realmente con las palabras que has entendido es suficiente. Luego tómate tu tiempo para contestar, y explícate todo lo necesario. Lo importante es que tu interlocutor entienda lo que quieres decir, no importa la cantidad de palabras que uses para ello.

Prepara vocabulario específico

Una muy buena idea para ganar en seguridad y tranquilidad es prepararse el vocabulario específico del puesto de trabajo al que te candidatas. Muy probablemente durante la entrevista algunas preguntas y respuestas serán sobre este puesto. Si te has preparado el vocabulario, esto te ayudará a entender mejor las preguntas y sobretodo te proporcionará herramientas para contestarlas. La preparación previa es clave para ganar seguridad y tranquilidad.

Ensaya preguntas y respuestas típicas

Entrevista de trabajo en un idioma diferente

Un consejo muy relacionado con el anterior y que sirve también para entrevistas en nuestro idioma, es preparar posibles preguntas y las respuestas que queremos dar. Hay preguntas típicas de cualquier entrevista como ¿Qué esperas de este trabajo?, ¿por qué tú eres la persona idónea para este puesto? y otras quizás más específicas del puesto. Haz una lista con las preguntas que se te ocurran y las respuestas que darías. Esfuérzate en prepararlas correctamente, buscando en el diccionario las palabras que no conozcas. Cuántas más preguntas prepares más posibilidades hay de que aciertes.

Confía en ti mismo

Este consejo, a pesar de ser el último, es uno de los más importantes. Si te han llamado para la entrevista es porque piensan que tu perfil es lo que están buscando. Ya saben que no dominas el idioma (suponemos que lo has puesto en el currículum), y no les parece importante. Así que piensa en todo lo que sabes y concéntrate en mostrarlo. El dominio del idioma vendrá con el tiempo. Es esencial que tú te creas capaz de desempeñar el puesto para el que te candidatas. Es más, tienes que pensar que eres el mejor para este puesto. Si tú realmente lo crees, será más fácil que tu entrevistador acabe con la misma convicción.

 

Como conclusión, no te preocupes en exceso por el idioma, préparate bien la entrevista y ánimo! Deseamos que este puesto sea tuyo!! Y si te han ayudado nuestros consejos escríbenos, que los comentarios nos motivan a seguir!

 

¿Tú también vives fuera?

¡Síguenos en Facebook e Instagram para enterarte de todas nuestras novedades!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *