Ser tía a la distancia (y lo que me enseña sobre la vida)

Sobre cómo ser tía a la distancia me enseña a ser mejor persona

En la vida las cosas vienen así: un día vives en casa de tus padres con tus hermanos y te sientes en una burbuja, y quizá la persona más afortunada del mundo. Otro día la vida sigue y nos separa. Y al día siguiente nos vuelve a unir con un montón de oportunidades nuevas, y un montón de razones más para sentirte afortunado. Y en el top de la fortuna se encuentran tus sobrinos. Esos pequeños seres que revolucionan la casa, y tu vida por completo.

Esos pequeños seres que revolucionan la casa, y tu vida por completo

Tener un sobrino es uno de esos motivos para ser feliz incluso con el paso del tiempo. Y si encima es a la distancia, aprendes a convertir circunstancias en oportunidades. Que pase el tiempo es una de esas cosas que nos dan terror, y tener a los nuestros cerca, nos ayuda a superar esa sensación de inseguridad sobre la vida. Ya hemos hablado un montón de veces sobre tener a la familia lejos. Pero hoy nos apetece hacer una mención especial a todos esos tíos a la distancia que son capaces de amar de manera incondicional, ¡a pesar de las dificultades!

Ser tía/o a la distancia nos concede un montón de superpoderes (¡y a los sobrinos también!)

ser tia a la distancia

Saber leer en sus ojos (y en los nuestros)

Los sobrinos son esa debilidad que aunque lo intentes nunca podrás vencer. Cuando miras a sus ojos lees historias apasionantes, consigues descifrar sueños y futuro, ves tu pasado, reflejas todo aquello que quisiste hacer cuando tenías su edad. A los sobrinos les brillan los ojos de una manera especial, y más aún si te miran a ti.

La memoria de lo desconocido

Ellos son quienes nos recuerdan que aunque haga tiempo que no nos veamos, no importa. El tiempo es sólo eso; tiempo. Y piensas que quizá la última vez que os visteis eran tan pequeños que no se van a acordar de ti. Pero eso no sucede… Son expertos en la memoria de lo desconocido. Ellos te leen, y saben que eres importante en sus vidas. Te quieren así, a la distancia.

Entender de amor y conexión

ser tia a la distancia

Ven en tu mirada cuánto les quieres a pesar de no decírselo. Y tú eres capaz de contarles historias asombrosas sin apenas hablar. Eres su tío, y él es tu sobrino. Efectivamente existe una conexión especial. Sienten cuán importante eres en sus vidas a pesar de no reconocer ni si quiera tu olor. Vosotros realmente entendéis de amor mutuo a pesar de la distancia. Notan todos los abrazos que has querido darles incluso estando lejos, recuerdan esos abrazos que les diste la última vez que les viste, y viven contigo la intensidad de cada abrazo y cada beso que les das.

Aprender de la distancia

Saber cómo actuar a la distancia es realmente complicado. A los tíos nos toca aprenderlo, y vivir con ello. Sin embargo nuestros sobrinos son poderosos. Ellos son capaces de quererte (y mucho) incluso sabiendo que vives muy muy lejos. Sueñan con visitarte y lo viven con alegría. Ellos son sabios en materia de distancia, lo gestionan a la perfección.

La fortuna de la multiculturalidad

ser tia a la distancia

Vivir en lugares distintos, a pesar de pertenecer a la misma familia, nos convierte en seres algo distintos. Pero la multiculturalidad es muy interesante. Lo bonito de ello es disfrutar aprendiendo sobre otras culturas, y hacerlas nuestras. Ojalá todo el mundo tuviese la oportunidad de vivir tan de cerca esta experiencia. Porque es realmente enriquecedor aprender a querer así de fuerte y convivir con las diferencias culturales.

 

Efectivamente ser tíos a la distancia nos convierte en únicos. Nos concede un montón de superpoderes. Aunque para mí el mejor es vivir cada día juntos como si fuese el único.

El mejor de los superpoderes es vivir cada día juntos como si fuese el único

Tener a tu familia lejos significa que cada vez que les ves, vives cada día como si fuese el único. No sabes cuándo volverás a verles. Pero tampoco te importa, porque aprendes a disfrutar cada segundo, y convertirles en una prioridad.

ser tia a la distancia

Y lo mejor de todo es que ellos son capaces de tener esos superpoderes, porque los leen en ti. Ser tío a la distancia te convierte en un superhéroe, incluso sin llevar capa y espada. ¡Eres valiente tío/a! Lo eres porque consigues superar con creces las expectativas que te podrías haber puesto antes de serlo. Si tienes la oportunidad de hablar por teléfono con tus sobrinos, da igual que estés en el peor momento de tu vida, ¡le atiendes la llamada con una sonrisa de oreja a oreja! No importa que estés en la parte más interesante de una película, o que diluvie a mares y vayas corriendo por la calle… Si tu sobrino te llama, el mundo se para para que podáis hablar. Muchas veces este tipo de situaciones son las que te alegran el día. Y es que vivir como un superhéroe siendo tío a la distancia no es una tarea fácil… Pero es lo que os convierte en especiales.

 

Ánimo tíos/as, la distancia se supera aprendiendo a vivir con ella como compañera de viaje….

 

Si te gustaría seguir leyendo más posts como este… ¡Suscríbete nuestra newsletter!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *